You are here

News

Isleños de Roatán no “ZEDEran” sus bienes comunes

source: DefensoresEnLinea.com 

see also: https://bakerstreetherald.com/2020/09/case-2-private-governments/ , a new investigative site that covers and maps the actors in the Próspera ZEDE specifically

Roatán/Tegucigalpa, Honduras.- Ante la amenaza de despojo por la construcción de la primera Zona de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) en Honduras, denominada “Roatán Próspera”, los habitantes de la comunidad Crawfish Rock, mantienen su grito de alerta que traspasó las Islas de la Bahía.

Unas 400 personas que habitan en Crawfish Rock, municipio de Roatán, la isla más grande del archipiélago en el caribe hondureño, nunca han abandonado la playa donde nacieron. Heredaron de sus antepasados las costumbres y tradiciones valorando que la tierra es el sustento que les da felicidad.

Hace unos meses llegó el ruido que produce la transnacional Plataforma Próspera, que para este 2020 con la venia del régimen de Juan Orlando Hernández, planeó lanzar el primer distrito de desarrollo económico sostenible en la isla de Roatán.

Por lo que el pueblo se ha organizado para informarse e informar a los demás sobre el peligro de que una “ciudad modelo” se construya en el departamento insular, cuyo destino es casi desconocido para la mayoría de la población hondureña, no así para inversionistas y turistas extranjeros.

Las tierras de Crawfish Rock, se cotizan en la web, con texto en inglés, precio en dólares estadounidenses y una foto galería que muestra el paraíso terrenal hondureño compuesto por playas, arena blanca y un bosque tropical sin explotar. A esto se le agrega un aeropuerto accesible, muelle, hoteles, restaurantes de lujo y la tranquilad que no se halla en tierra firme, considerando que Honduras es uno de los países más violentos de la región latinoamericana.

Los habitantes de Islas de la Bahía son de ascendencia negra, inglesa y mestiza, con un número reducido de ascendencia indígena. Aunque el idioma oficial es el español, la mayoría de la población también habla inglés.

Islas de la Bahía fue habitado por los descendientes de esclavos negros traídos por los ingleses entre los siglos XVIII y XIX; además por negros que arribaron al país a trabajar a las compañías bananeras a comienzos del siglo XX, provenientes de Jamaica, Trinidad y Tobago, Caimán y Belice.

Esta pluralidad conformó al pueblo conocido como “isleños de habla inglesa” “negros ingleses” o “creoles”, quienes son muy arraigados, de tal forma que rara vez emigran; y si eso sucede, siempre vuelven a la isla, porque son felices a la orilla de la playa, detalló a Defensores en Línea, la lideresa comunitaria de Crawfish Rock, Vanessa Cárdenas.

Es así que, no están dispuestos al despojo territorial. Y para que toda la población conozca sobre lo que representa Próspera, la población se auto convoca en pequeños grupos comunitarios o caravanas vehiculares los fines de semana, siempre cuidando las medidas de bioseguridad ´para evitar contagios por el COVID-19.

Vanessa afirmó que no cederán a las pretensiones de los inversionistas, quienes no los han consultado para ese proyecto de desarrollo, violentando así el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (C 169- OIT) sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales que ya establecen el derecho a la consulta previa, libre e informada.

Además, que los Creoles o Isleños es una población desatendida históricamente por el Estado, no hay centros hospitalarios dignos ni universidades públicas cercanas, para recibir esas atenciones deben pagar establecimientos privados o viajar a tierra firme.

Es un pequeño grupo que abandona la Isla, y lo hacen para ir a estudiar a la Universidad, pocos emigran a otros países, pero el que se va, tarde o temprano regresa, porque aquí no se depende de un salario fijo, sino que trabajamos en la pesca, agricultura y atención al turista, así nos ganamos algo de dinero para la diaria subsistencia, agregó la defensora del territorio.

En esta lucha por la isla, han surgido grupos de choque, quienes están a favor de la ZEDE son personas que no nacieron o no se criaron en Roatán, por lo que no le tienen amor a la comunidad. Creen que Prospera les va a dar empleo, pero eso es algo temporal. Añadió que, si no luchamos ahora, nos quedaremos en la calle, porque quizá nos paguen por el terreno donde vivimos, pero ahí hay hasta cinco familias. La indemnización no alcanzará a 4 familias y no tenemos para dónde ir.

El 6 de septiembre de 2013 el Diario Oficial La Gaceta N° 33,222 expresa que el Congreso Nacional de la República de Honduras con la representación de Juan Orlando Hernández, aprobó la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), bajo el Decreto Legislativo 120-2013, durante la presidencia de Porfirio Lobo Sosa.

Por lo que los interesados en las ZEDE se amparan en este decreto y se podrían instalar en zonas ya habitadas por pueblos originarios en el territorio nacional.

Hace unas semanas, elementos de la Policía Nacional y Municipal, desalojaron al CEO (Chief Executive Officer) de Próspera, Erik Brimen, quien iba a socializar el proyecto, pese a que la población ya le había manifestado su descontento.

De instalarse la ZEDE, las familias nativas no tendrán acceso a vivir ahí y temen no tener donde instalarse.

“Se dice que tendrán su propio hospital, estación de bomberos y demás cosas que para nosotros no son posibles”, amplió Vanessa, en contraste a un comunicado de Próspera que expresa “Somos una plataforma de oportunidades sustentada en los principios de igualdad de oportunidades y el respeto a los derechos humanos universales y en apego a estos actuamos con nuestros vecinos de Crawfish Rock”, según publicación de hondudiairo.com

Existe temor de parte de las autoridades edilicias de Roatán, que la creación de una ZEDE conlleva tener sus propias autoridades, incluso su propio alcalde, declaró Vanessa, pueden constituir su personalidad legal, jurídica e independiente y que operan como una municipalidad.

Hasta el momento las acciones en defensa de la tierra, el territorio y las playas, son emprendidas por la ciudadanía que espera una reunión solicitada al alcalde de Roatán, Jerry Dave Hynds. Mientras se mantiene la calma para hacer actos masivos de protesta, por el Coronavirus está activo en la isla, y la asistencia de salud no es la óptima.

Vanessa Cárdenas finalizo la entrevista haciendo un llamado a toda la población hondureña para que no los abandonen en esta lucha, sino que se mantengan alertas a emprender acciones en la defensa del territorio nacional.